Acuario Norte

 
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Autor Tema: Sustituir vidrio roto en acuario  (Leído 2464 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

13-Agosto-2014, 00:15
  • Moderador General
  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 2.757

Hola! A menudo surgen consultas sobre este asunto. Como tuve que vérmelas con el, aproveché para echar unas fotillos:

PASO A PASO: REPARANDO UN ACUARIO ROTO

En ocasiones, un mal asentamiento del acuario ya sea por falta de alfombrilla, moqueta, etc... o sobre una base irregular (Cuidado con los muebles de aglomerado) provoca la rotura del vidrio de la base.

Este caso fue mas grave pues uno de ellos me llegó por mensajería de “esta guisa” y al firmar el recibo, no pude conseguir que me lo sustituyeran (Aplicaos el cuento):



En este caso se trata de un acuario con marco. Esto facilita en algo las cosas a la hora de resiliconarlo, pero vamos, que no es determinante en absoluto.

1- Lo primero y mas engorroso es retirar el vidrio roto. Para ello volteamos el tanque con la base hacia arriba. Si tan solo se trata de una fisura (Típico de mal asentamiento: Fisura que nace en esquina y deriva hacia el centro de la base). Debemos conseguir un diamante cortavidrios y practicar unas fisuras en cruz: Desde las esquinas al centro de la base. Un trozo de madera y golpeamos justo en el centro para acabar de romperlo (Debemos trabajar con guantes de cuero y gafas o poner un trapo encima al golpear) pues ahora romperemos un agujero que nos permita pasar la mano. Estiraremos el trozo hacia arriba pasando un cúter de hoja nueva por la silicona cuando veamos que esta empieza a presentar unas burbujas blanquecinas al crear vacío por la tracción. Con mucha paciencia y trozo a trozo, retiraremos todo el vidrio de la base.



Ahora tocará limpiar los restos de silicona con el cúter a fondo. No debe quedar nada y el biselado de los vidrios nos lo pondrá un poquito mas difícil.

2- En este caso aprovecharemos el marco para facilitarnos las cosas pero de no tenerlo, pasaremos al paso nº 4 directamente.



3- Ahora siliconamos la parte interna del marco. Bastaría con unos puntos pues no tiene que soportar ningún esfuerzo y es tan solo para mantenerse en su sitio cuando lo desplacemos. Hecho esto, ya podemos colocar el nuevo vidrio sobre el marco.



4- Limpiamos escrupulosamente con alcohol las cuatro aristas que deberemos encolar a la base.



5- Este paso es importante. Pasar el cordón de silicona ahora ya sobre el vidrio. Como no somos cristaleros, el cordón será de unos 6mm de grosor aprox. y deberá ser contínuo por feo que nos quede. No puede quedar un solo punto sin siliconar, prestando especial atención a las esquinas.



6- Ahora volteamos el acuario y lo insertamos en el marco en este caso, de no tener marco: Puntería! Porque es importante no perder parte del cordón en pruebas!



Dado que nos hemos pasado con el grueso de silicona, hay que poner todo el peso que podamos sobre el acuario para que asiente, haciendo salir el sobrante de silicona por ambos lados. Cuanta menos silicona quede entre vidrio y vidrio, mejor adherencia y esfuerzo a la tracción (Curioso, no?).

7- Como queda una junta chapucera, ahora nos untamos el dedo con lavavajillas y repasamos la junta asegurando que impregne ambas caras de la unión y retirando el sobrante acumulado en el dedo.



Es el momento de revisar todas las caras del tanque para limpiarlas, por si hemos salpicado silicona en el proceso. Esperamos a que se seque y le pasamos un trapo con alcohol por las juntas para retirar los restos de acetato.

Y ahí lo tenemos, como nuevo:



Tras alguna manipulación que aún le quedaba (Le monté un refugio lateral) quedó tal que así (Acuario en batería):



De tratarse de un vidrio lateral, exactamente lo mismo pero afortunadamente solo tendremos que retirar tres caras de silicona, lo mas fastidioso del trabajo sin duda.

Ahora bien, hemos resuelto el problema pero antes de montarlo deberíamos conocer las causas de la rotura. En este caso está claro, un impacto de transporte pero hay muchos más. El comportamiento del vidrio es muy complejo y a menudo caprichoso. He podido ver muchos acuarios y terrarios rotos por diferentes motivos y he encontrado en ellos algunas similitudes, aunque dudo mucho que exista una norma al respecto (Habría que preguntárselo a un técnico especialista aficionado a los bichos). Aún así, la casuística ha sido bastante repetitiva en estos cuatro casos:



Donde:

1-Mal asentamiento. Generalmente torsión o por deformación de la mesa en su base o por irregularidad del suelo transmitida a la mesa. El pelo se extiende en un arco regular y puede dividirse a cierta distancia del nacimiento.
2-Impacto. Suelen ser varias fisuras procedentes de un único punto que soportó el golpe, a menudo con partes desconchadas.
3-Sobreesfuerzo. (Cuando descartamos impacto). Cálculo inadecuado del espesor de base cuando el tanque tan solo apoya en ambos extremos. Los acuarios estándar europeos están calculados para aguantar sobre sus extremos por debajo de los 150Cm de longitud total. Hemos visto tanques de 200cm apoyados en dos puntos pero a unos 30cm de los extremos. Mejor tres puntos con esa longitud.
4-Exceso de temperatura en una zona concreta. Este caso es propio de terrarios y desgraciadamente, muy común. Las esterillas baratas en contacto directo sobre o debajo del vidrio, y las buenas así como cables calefactores con acumulación de materiales aislantes en seco (Turbas, fibra de coco, etc...) provocan tensiones en el vidrio hasta el punto de fracturarlo de esta manera. Son curvas sinuosas que a menudo dejan trozos enteros a modo de vitral emplomado de iglesia formando mosaico.

Insisto en que dudo que un material como el vidrio siempre se comporte del mismo modo.


Si algo no se entiende, ya sabéis! 

Saludos!

« Última modificación: 22-Agosto-2014, 19:03 por Administrador »