Acuario Norte

 
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Autor Tema: Un alevín de tiburón azul aparece por primera vez en una playa de la ría de Vigo  (Leído 34 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

09-Agosto-2017, 14:28
  • Moderador General
  • Veterano
  • *****
  • Mensajes: 1.207


La cría de tiburón azul localizada en A Ladeira en el momento en que los niños la mueven de zona. // FdV

La aparición de un tiburón azul el pasado domingo en A Ladeira (Baiona) ha ofrecido a los científicos un valioso registro: la primera incursión documentada en una playa de la ría de Vigo de un ejemplar de tintorera ( Prionace glauca). Desde que en 2015, sorprendidos por el creciente avistamiento en aguas próximas a la costa gallega de unos animales característicos de zonas distanciadas decenas de millas de las islas que protegen las Rías Baixas, un equipo participado por Gonzalo Mucientes, Rafael Bañón y Toño Maño comenzó el estudio de seguimiento de estos escualos, solo se ha tenido constancia de su presencia en Cíes y en Monteferro (Nigrán), aunque en este último caso, llegó muerto. Por esta razón la llegada del tiburón alevín al arenal baionés constituye otra prueba de que el acercamiento de estos inofensivos tiburones hacia aguas interiores continúa y hasta por ámbitos tan concurridos en estas fechas como las zonas de baño.

nte este tipo de tiburón, los bañistas pueden estar tranquilos. Aunque en agosto de 2016 salió en los telediarios por haber mordido en una mano a un hombre en una playa de Alicante, en los últimos 30 años en España solo se han constatado cuatro incidentes similares causados por escualos. Esta estadística de poco ayuda a calmar los ánimos cuando asoma en la superficie una aleta que la mayoría identifica con los sangrientos ataques cinematográficos. Así cundió el pánico el pasado junio en Illetes (Mallorca) al aparecer merodeando por esta playa una tintorera de dos metros. Solo estuvo cinco minutos pero suficientes para que los socorristas se planteasen la evacuación del arenal. La localizada en Baiona no llegaba al metro de largo, y los niños que la descubrieron, Dani, Juan y Javier, lejos de asustarse, interactuaron con el bicho al entender que estaba en apuros.

Avanzaba la tarde del domingo cuando los menores la localizaron en el muelle de Santa Marta, ubicado en el extremo de la playa de A Ladeira más orientado hacia el casco urbano de Baiona. Por sus erráticos movimientos pronto sospecharon de la desorientación que sufría la cría. Parecía incapaz de salir por sus propios medios de una zona de menos de un metro de fondo. De continuar allí seguramente acabaría varando así que los chavales la recogieron para soltarla en una cota más profunda, un momento que recoge el vídeo grabado por un testigo donde se ve nadando al pequeño tiburón seguido de un mújol que más que despedirse del espontáneo corre tras él como expulsándole de unas aguas que no le pertenecen.

Desde el inicio del mencionado estudio hace tres años ya supera el centenar el número de avistamientos de tiburones en Galicia en aguas poco profundas. Siempre en verano, los ejemplares documentados medían entre 40 y 70 centímetros, con excepciones relevantes de algunos que alcanzaban el metro y medio. La investigación trata de determinar el porqué del acercamiento de esta especie a las rías. Hay algunas hipótesis, todas abiertas, como la subida de la temperatura del agua o un cambio de las zonas de cría habituales. Pero habrá que esperar más años para concretar una causa. Y a pesar de que estos eventos estivales de observación de tintoreras en la costa siguen produciéndose, Mucientes subraya que "no son nada usuales".

Fuente: Faro de Vigo


09-Agosto-2017, 16:08
Respuesta #1
  • Veterano
  • ***
  • Mensajes: 601

Me encantaría encontrarme con uno cámara en mano, eso sí, de los más pequeños  :hap:


09-Agosto-2017, 18:51
Respuesta #2
  • Colaborador
  • Veterano
  • ***
  • Mensajes: 7.306

Qué atrevido! Yo no lo quiero ver ni de cerca, me da igual que sea pequeñito, morderá igual.

El tiempo está loco, suben las temperaturas, esquilmamos bancos, vamos, que volvemos locas a muchas especies.